Montecristo Restaurante Museo, historia y misticismo

montecristo

Restaurante Montecristo en Montevideo

¿Quién no observo alguna vez este ícono montevideano con curiosidad y admiración? El Castillo Pittamiglio sobresale en la Rambla de Pocitos por su construcción intrincada donde se representan las máximas de la alquimia. El excéntrico Don Humberto Pittamiglio, arquitecto, ingeniero y alquimista se dedico a construir este palacio de la alquimia con sus 57 habitaciones encerrando en ellas parte de su mística y encanto.

Sorprenden la rosa de los vientos sobre el mar y la Victoria de Samotracia montada en la estructura de la construcción. Los motivos de barcos, mayólicas e incrustaciones en cerámica están plasmados en el castillo y se remiten a la simbología de la alquimia. Donde la construcción misma es un verdadero laberinto de 1300 m2 los múltiples quiebres representan los cambios y transformaciones que le ocurren al hombre en la tierra. La torre principal del castillo tiene 45 metros de altura y a su vez hay 23 torreones de diferentes tamaños construidos a destiempo según el designio de Pittamiglio.

El restaurante obtuvo el nombre “Montecristo” gracias a una leyenda popular que ata a Pittamiglio con el Papa durante la Segunda Guerra Mundial. Donde el pontífice, le envió como agradecimiento por sus favores habanos Montecristo.

Para lograr preservar el patrimonio arquitectónico y respetar  los espacios se recurrió a equipamiento e infraestructura del mejor nivel. El restaurante se divide en cuatro áreas, una impactante Cava, sala de conferencias, salón de fiestas y el museo. Hay otro espacio que trata con arte donde exponen diferentes artistas nacionales e internacionales.

Montecristo sirve platos elaborados diversos, donde el menú internacional conformado de pastas artesanales y caseras, el sushi, la parrilla, pescados, pollo y postres. Comidas que pueden ser acompañadas de una selección exquisita de vinos nacionales e importados.

Al disfrutar de las delicias gourmet el comensal no puede obviar el Solomillo de cerdo con chutney cole, budín de maíz y aceite de piñones españoles, el Salmón con puerros compotados, salsa de citrus y fresas, el Gigot de cordero confitado y vegetales asados en papillote o el  Pappardelle con salteado de camarones, chipirones, tomate seco, ajo en láminas, terminado con pommodoro y rúcula fresca.

Una carta que rebosa de platos exquisitos, Montecristo no puede faltar en la lista de favoritos de Montevideo.
El restaurante se encuentra ubicado en  Francisco Vidal 636 casi 21 de setiembre. Por reservas dirigirse al teléfono (598) 2710 17 44 o 2710 71 16.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *