Montesco, donde el sabor y la elegancia se dan la mano

fachada-de-montesco

Cálido, confortable y ágil, Montesco apuesta por brindar a sus clientes cocina de calidad y un servicio eficiente que contemple todas sus necesidades. Desde el desayuno a la cena, este elegante restaurante situado al frente del Hotel Palladium, a pasitos del puertito del Buceo, ofrece una experiencia culinaria para satisfacer hasta los paladares más exquisitos.

Con una carta pensada en base a la calidad de sus ingredientes y seleccionando solo los más frescos, el chef prepara un menú donde destacan sus carnes Premium, con los mejores cortes y los pescados fresquísimos, donde alternan pescados como brótola, merluza azul y lenguado, con la pesca del día proveniente del puerto vecino.

Denominado como la célebre familia de la tragedia de Shakespeare, Montesco cuenta con una atractiva decoración minimalista. Dividido en tres acogedores ambientes, las mesas sobre la vereda permiten combinar buena comida con el clima agradable, su confortable deck semi abierto ofrece una alternativa para quienes desean un espacio relajado e íntimo, y el espacio interior, más distinguido y animado, resulta excelente para una comida de negocios o en familia.

interiores-de-montesco

La historia comienza con el local, donde antes funcionaba una galería de arte, y que cautivó a su dueña, Paula Cruz, quien se encargó personalmente de acondicionar el lugar desde cero. Además del criterio estético, Paula buscó lograr un espacio acogedor que favorezca la agilidad del servicio, para permitir a los comensales disfrutar de una buena comida en el menor tiempo posible, ya que sobre todo al mediodía, la clientela está compuesta mayoritariamente por ejecutivos que disponen de poco tiempo para sus comidas.

La división en múltiples ambientes, permite una mayor adaptabilidad del espacio, donde cómodamente pueden alternar ejecutivos en reuniones de negocios, con parejas que buscan intimidad y familias o grupos de amigos que desean compartir un buen momento.

Entre las comodidades y beneficios que Montesco ofrece, se encuentran, la copa de bienvenida a la noche, acompañada por un aperitivo compuesto de pan casero y abrebocas de salsas saborizadas. Para las noches invernales, los clientes son recibidos con un reconfortante shot de sopas crema, caseras.

Quienes sufren de problemas alimentarios, encontrarán en Montesco una opción perfecta para disfrutar de una buena comida sin descuidar la dieta. Adaptados a atender incluso a personas celíacas, el chef elaborará un plato a la medida de las necesidades particulares.

Para clientes extranjeros hospedados en los hoteles vecinos, se ofrece un beneficioso descuento del 20%, que constituye una excelente opción para disfrutar de la buena gastronomía sin desplazarse lejos del hotel. La idea, según señala Paula Cruz, es: “Que sepan que tienen un beneficio y conozcan los platos que tenemos. El resto, a partir de que llegan, va por nuestra cuenta”. El restaurante cuenta además, con conexión WiFi gratuita para mayor comodidad de sus clientes.

Montesco se maneja con una clientela constante a lo largo del año, compuesta principalmente por ejecutivos, huéspedes de los hoteles, parejas, familias y grupos de amigos. Con un rango etario de los 30 años en adelante, quienes llegan al restaurante buscan un ambiente tranquilo y acogedor para disfrutar de sus comidas.

menu-de-montesco

La carta orientada hacia la cocina internacional, cuenta con platos preparados exclusivamente en el día, bollería casera y pastas también caseras. Conocedores de que la comida no solo entra por la boca, los platos cuentan con una presentación tentadora que se conjuga con los aromas y texturas, para brindar un verdadero festín de los sentidos. Sugerencias de la casa: el Baby beef y el Salmón, dos platos deliciosos que se prestan para cualquier ocasión.

El día comienza con sabrosos desayunos de placer o negocios, donde las opciones incluyen deliciosos panes recién horneados, medialunas caseras, sándwiches calientes y tortas, entre otros manjares.

Al mediodía, el ventajoso menú ejecutivo incluye un plato, bebida, postre y café o té, por 380 pesos. Mientras que el rango de precios en los restantes platos, oscila entre 300 y 500 pesos.

La tarde es el momento ideal para las reuniones de amigas, donde el té completo para dos por 590 pesos, destaca entre las propuestas. Y a la noche, el menú a la carta se presta para una cena romántica, en familia o con amigos, en un ambiente inmejorable, supervisado por la atenta mirada de su propietaria, que no descuida detalle para halagar a sus comensales.

La completa carta de vinos incluye una cuidada selección de vinos nacionales e importados, con precios que parten de los 350 pesos.

Dedicado servicio, cocina de excelencia, ambiente refinado y un establecimiento sin barreras arquitectónicas, caracterizan a Montesco resto-café, una opción imperdible para los paladares más exigentes, que buscan además, la mejor relación calidad-precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *