Primuseum: cocina gourmet, tango y antigüedades

primuseum

Ubicado en el corazón de la Ciudad Vieja, el restaurante Primuseum es uno de los favoritos de los turistas que llegan a Montevideo y una cita obligada para amantes del tango y las antigüedades. Porque esta historia comienza nada menos que con un primus, al cual se debe el nombre del restaurante y con la colección que aquel artefacto propiciara hace 21 años, pues fue el primero que Aldo Mazzoni adquirió, allá por 1994 en la feria de Piedras Blancas, que luego diera inicio a una verdadera pasión.

En la actualidad, Primuseum es uno de los restaurantes más originales de la ciudad, ubicado en una antigua casa de 1870 sobre la peatonal Pérez Castellano esquina Washington, que fuera restaurada completamente por sus propietarios para albergar inicialmente la creciente colección de antigüedades, que hoy asciende a unas 3.000 piezas, y que fuera inaugurado el 12 de diciembre de 2014.

El conjunto está integrado por 300 primus, botellas de vidrio de leche, crema rusa, faroles a mantilla, sopletes de bronce, carameleras, latas de galletitas, una cafetera portátil del legendario Sorocabana de las que utilizaban los vendedores ambulantes y que actualmente sigue en funcionamiento, la típica cabeza de Geniol, el famoso analgésico para eliminar las cefaleas, entre otras tantas piezas que conformaban la realidad cotidiana del Montevideo del pasado.
delicia-de-la-casa
El artefacto más popular de esta enorme colección es una heladera de Coca-Cola de 1930 que todavía funciona y que es el objeto más fotografiado por los turistas. Pero también están allí algunas de las mesas redondas de mármol y las sillas de madera tapizadas en pantasote verde que pertenecieran al Sorocabana, y fueron adquiridas en remates o por Mercado Libre.

La carta presenta una propuesta totalmente original, pues está compuesta por una única opción, su Menú Degustación Criollo, integrado por distintos pasos, compuestos a su vez por otros pasos, conformando una amplia variedad de platos típicamente uruguayos, algunos de ellos, exclusivos de Primuseum, como el Matambre a la Pizza, una preparación única donde el matambre se sirve con salsa y mozzarella, pero también ofrece otras instancias bien representativas de la gastronomía uruguaya, como las picadas de fiambres o de achuras, y los originales ravioles con papel de morrón.

Sin olvidarnos de los dulces, que también tienen su espacio, con una degustación de postres como Tarta de Manzanas y Flan casero con dulce de leche, que seguramente nos recordarán los sabores de nuestra infancia.
el-vino-de-la-casa
Para beber, la casa presenta orgullosa su propio Tannat, fabricado exclusivamente por la bodega Fripp, de Conchillas, elegido porque el Tannat es un vino originario de Uruguay y por tanto una bebida genuinamente representativa de nuestra gastronomía.

El acompañamiento perfecto para esta comida tan auténtica, va por parte de la Orquesta Típica Taconeando, que realiza dos intervenciones de cuarenta minutos en la noche, con una recorrida por los tangos más populares del Río de la Plata. De más está decir que la orquesta acepta las solicitudes del público en cuanto al repertorio.

Este restaurante nos invita a vivir una experiencia gastronómica, cultural e histórica, donde el comensal se siente consentido en todos los aspectos, desde el paladar y el olfato, pasando por el oído, la vista y el tacto, además de la memoria, que está muy presente en cada rincón de esta casa museo, que para este Día del Patrimonio planea abrir sus puertas durante el día, el sábado 10 y domingo 11 de octubre, para brindar la posibilidad al público en general, de conocer y disfrutar de la propuesta.

La casa acepta tarjetas de crédito Visa y MasterCard, también el pago en dólares y reales. Mientras que para los turistas extranjeros, se realiza el descuento del IVA.

Dirección: Pérez Castellano 1389
Horarios de apertura: De jueves a domingos, a partir de las 20:30 horas
Teléfonos de reserva: 099 217645 / 2915 6168